Con el objetivo de mantenerle puntualmente informado, le comunicamos que la Agencia Tributaria, a través de la publicación de una nota informativa, ha puesto de relieve que las retribuciones satisfechas a los Administradores de sociedades mercantiles, para que tengan la consideración de gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades, debe estar contemplado en los estatutos sociales de la compañía que dicho cargo será retribuido, amparándose, entre otros, en diversas sentencias judiciales e informes evacuados por la propia Dirección General de Tributos. Habitualmente las retribuciones a los Administradores han tenido la consideración de rendimientos del trabajo, sin que hasta ahora se derivara ningún tipo de contingencia fiscal por ello, pero a partir de ahora para poder determinar si la retribución que se está satisfaciendo tiene carácter de renta del trabajo o de actividad profesional, y según la nota publicada por la Agencia Tributaria, habrá que valorar si la relación entre el Administrador y la sociedad es de carácter laboral o mercantil. Para ello deberá analizarse cada una de las situaciones en las que nos encontremos, según la naturaleza de la actividad, porcentaje de participación en la compañía (si además de Administrador es socio), etc. Por consiguiente y atendiendo a lo comentado anteriormente, es sumamente importante que las sociedades mercantiles cumplan como mínimo los siguientes requisitos:

  1. Que, tengan previsto en sus estatutos sociales, que el cargo de Administrador es retribuido, a fin de que no se considere las rentas satisfechas como gasto no deducible.
  2. Preferiblemente, que en los estatutos sociales se recoja el carácter retribuido no sólo por su condición de Administrador, sino también por sus demás funciones, si las realiza.
  3. Que la Junta General de Socios o Accionistas, fije y apruebe cada año la retribución a percibir por los Administradores y demás miembros del Consejo de Administración.

En nuestra opinión, creemos del todo necesario efectuar las citadas modificaciones de los estatutos sociales antes del 31 de diciembre de 2012, a fin de evitar contingencias fiscales futuras. Si es de su interés que nuestro despacho efectúe los citados trámites estamos como siempre a su disposición.

Barcelona, 7 de noviembre de 2012

Departamento Fiscal Lliteras & Cia. S.L.Con el objetivo de mantenerle puntualmente informado, le comunicamos que la Agencia Tributaria, a través de la publicación de una nota informativa, ha puesto de relieve que las retribuciones satisfechas a los Administradores de sociedades mercantiles, para que tengan la consideración de gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades, debe estar contemplado en los estatutos sociales de la compañía que dicho cargo será retribuido, amparándose, entre otros, en diversas sentencias judiciales e informes evacuados por la propia Dirección General de Tributos. Habitualmente las retribuciones a los Administradores han tenido la consideración de rendimientos del trabajo, sin que hasta ahora se derivara ningún tipo de contingencia fiscal por ello, pero a partir de ahora para poder determinar si la retribución que se está satisfaciendo tiene carácter de renta del trabajo o de actividad profesional, y según la nota publicada por la Agencia Tributaria, habrá que valorar si la relación entre el Administrador y la sociedad es de carácter laboral o mercantil. Para ello deberá analizarse cada una de las situaciones en las que nos encontremos, según la naturaleza de la actividad, porcentaje de participación en la compañía (si además de Administrador es socio), etc. Por consiguiente y atendiendo a lo comentado anteriormente, es sumamente importante que las sociedades mercantiles cumplan como mínimo los siguientes requisitos:

  1. Que, tengan previsto en sus estatutos sociales, que el cargo de Administrador es retribuido, a fin de que no se considere las rentas satisfechas como gasto no deducible.
  2. Preferiblemente, que en los estatutos sociales se recoja el carácter retribuido no sólo por su condición de Administrador, sino también por sus demás funciones, si las realiza.
  3. Que la Junta General de Socios o Accionistas, fije y apruebe cada año la retribución a percibir por los Administradores y demás miembros del Consejo de Administración.

En nuestra opinión, creemos del todo necesario efectuar las citadas modificaciones de los estatutos sociales antes del 31 de diciembre de 2012, a fin de evitar contingencias fiscales futuras. Si es de su interés que nuestro despacho efectúe los citados trámites estamos como siempre a su disposición.

Barcelona, 7 de noviembre de 2012

Departamento Fiscal Lliteras & Cia. S.L. Nota informativa – Retribucion Administradores en PDFCon el objetivo de mantenerle puntualmente informado, le comunicamos que la Agencia Tributaria, a través de la publicación de una nota informativa, ha puesto de relieve que las retribuciones satisfechas a los Administradores de sociedades mercantiles, para que tengan la consideración de gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades, debe estar contemplado en los estatutos sociales de la compañía que dicho cargo será retribuido, amparándose, entre otros, en diversas sentencias judiciales e informes evacuados por la propia Dirección General de Tributos. Habitualmente las retribuciones a los Administradores han tenido la consideración de rendimientos del trabajo, sin que hasta ahora se derivara ningún tipo de contingencia fiscal por ello, pero a partir de ahora para poder determinar si la retribución que se está satisfaciendo tiene carácter de renta del trabajo o de actividad profesional, y según la nota publicada por la Agencia Tributaria, habrá que valorar si la relación entre el Administrador y la sociedad es de carácter laboral o mercantil. Para ello deberá analizarse cada una de las situaciones en las que nos encontremos, según la naturaleza de la actividad, porcentaje de participación en la compañía (si además de Administrador es socio), etc. Por consiguiente y atendiendo a lo comentado anteriormente, es sumamente importante que las sociedades mercantiles cumplan como mínimo los siguientes requisitos:

  1. Que, tengan previsto en sus estatutos sociales, que el cargo de Administrador es retribuido, a fin de que no se considere las rentas satisfechas como gasto no deducible.
  2. Preferiblemente, que en los estatutos sociales se recoja el carácter retribuido no sólo por su condición de Administrador, sino también por sus demás funciones, si las realiza.
  3. Que la Junta General de Socios o Accionistas, fije y apruebe cada año la retribución a percibir por los Administradores y demás miembros del Consejo de Administración.

En nuestra opinión, creemos del todo necesario efectuar las citadas modificaciones de los estatutos sociales antes del 31 de diciembre de 2012, a fin de evitar contingencias fiscales futuras. Si es de su interés que nuestro despacho efectúe los citados trámites estamos como siempre a su disposición.

Barcelona, 7 de noviembre de 2012

Departamento Fiscal Lliteras & Cia. S.L.Con el objetivo de mantenerle puntualmente informado, le comunicamos que la Agencia Tributaria, a través de la publicación de una nota informativa, ha puesto de relieve que las retribuciones satisfechas a los Administradores de sociedades mercantiles, para que tengan la consideración de gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades, debe estar contemplado en los estatutos sociales de la compañía que dicho cargo será retribuido, amparándose, entre otros, en diversas sentencias judiciales e informes evacuados por la propia Dirección General de Tributos. Habitualmente las retribuciones a los Administradores han tenido la consideración de rendimientos del trabajo, sin que hasta ahora se derivara ningún tipo de contingencia fiscal por ello, pero a partir de ahora para poder determinar si la retribución que se está satisfaciendo tiene carácter de renta del trabajo o de actividad profesional, y según la nota publicada por la Agencia Tributaria, habrá que valorar si la relación entre el Administrador y la sociedad es de carácter laboral o mercantil. Para ello deberá analizarse cada una de las situaciones en las que nos encontremos, según la naturaleza de la actividad, porcentaje de participación en la compañía (si además de Administrador es socio), etc. Por consiguiente y atendiendo a lo comentado anteriormente, es sumamente importante que las sociedades mercantiles cumplan como mínimo los siguientes requisitos:

  1. Que, tengan previsto en sus estatutos sociales, que el cargo de Administrador es retribuido, a fin de que no se considere las rentas satisfechas como gasto no deducible.
  2. Preferiblemente, que en los estatutos sociales se recoja el carácter retribuido no sólo por su condición de Administrador, sino también por sus demás funciones, si las realiza.
  3. Que la Junta General de Socios o Accionistas, fije y apruebe cada año la retribución a percibir por los Administradores y demás miembros del Consejo de Administración.

En nuestra opinión, creemos del todo necesario efectuar las citadas modificaciones de los estatutos sociales antes del 31 de diciembre de 2012, a fin de evitar contingencias fiscales futuras. Si es de su interés que nuestro despacho efectúe los citados trámites estamos como siempre a su disposición.

Barcelona, 7 de noviembre de 2012

Departamento Fiscal Lliteras & Cia. S.L.